Ignacio Acosta Sorge te enseña a prevenir los fraudes y estafas en sitios web de anuncios clasificados

Existe una especie de sucesión lógica en el mundo de los negocios en general y así mismo ocurre con las transacciones que se desarrollan por Internet: donde hay trasferencias de capitales hay estafadores pero, afortunadamente, donde hay estafadores hay gente que los combate. Y una de estas personas es el asesor contra estafas electrónicas y experto inmobiliario Ignacio Acosta Sorge, Gerente Ejecutivo de la agencia de bienes raíces Panda Estates, organización especializada en el mercado de viviendas en La Costa del Sol, e IREA-AII el mayor conglomerado de portales web de anuncios inmobiliarios de Europa.

Acosta Sorge siendo uno de los pioneros en España en incorporar al mercado inmobiliario las técnicas del comercio virtual, nos advierte que: “El Internet viene siendo desde hace años un aspecto fundamental del mercado moderno. Cientos de millones de transacciones electrónicas de todo tipo se producen a diario y es prácticamente inmensurable el volumen de capitales que circulan a través de la autovía virtual. Sin embargo, las facilidades que brinda la web, también son utilizadas por gente inescrupulosa para estafar a personas incautas que procuran acceder al comercio electrónico sin reparar en los riesgos que conlleva”.

Muchas de estas transacciones de las que habla el experto se llevan a cabo a través de sitios web de anuncios clasificados, y es que hoy por hoy, cualquier consumidor de bienes y servicios accede a la web como primer paso para seleccionar el activo que desea adquirir, y esto se cumple para todas las mercaderías por igual incluyendo los bienes inmuebles. Y como se dijo, donde hay transacciones hay timadores, y estos también utilizan, para sus delitos, los portales web de comercio virtual.

Ante ello, Ignacio Acosta Sorge, asevera lo siguiente: “Los portales web legítimos de anuncios clasificados están dotados de protocolos y políticas estrictas de seguridad y transparencia que blindan, contra estafas, todo el proceso de transacción. Además, ofrecen asistencia técnica a las partes en todo lo relativo al negocio. Pongo como ejemplo los Certificados de Legitimidad desarrollados por IREA-AII, empresa que yo dirijo. Por otro lado, si se accede a un sitio web que no ofrezca las garantías de seguridad suficientes, se corre un riesgo inaceptable de caer en manos de timadores”.

En este sentido, Acosta Sorge, basado en su amplia experiencia de más de una década comerciando con inmuebles a través de la web, nos ofrece la lista de las estafas más comunes que se generan en sitios web de anuncios clasificados y la forma de prevenirlas, a saber:  

1.Ofrecimiento de préstamos

Se ha hecho muy usual que se emitan ofertas de préstamos de cantidades de dinero en efectivo considerablemente altas a tasas de interés risibles y con prácticamente nulos requisitos. La característica común de estos ofrecimientos es que se publican en diversos idiomas con una ortografía bastante deficiente, esto hace que sea fácil determinar la procedencia dudosa del anuncio y detectar la amenaza, sin embargo, muchas personas caen en la trampa y a veces se ven involucrados con peligrosos criminales dedicados por lo general al blanqueo de capitales.

Por otro lado, bajo ningún concepto es buena idea incurrir en deudas con personas u organizaciones no conocidas o informales, es caso de necesitar financiamiento, lo sano es acudir a alguna entidad de ahorro y préstamos especializada y reconocida por las autoridades españolas. Nunca hay que olvidar que los timadores se esfuerzan por hacer atractiva su añagaza, aunque por lo general dichos anuncios son frágiles y fáciles de detectar

2.Oferta de venta y alquileres de viviendas desde el exterior

Muchas veces se anuncian falsas ofertas bienes inmuebles a través de portales de venta y compra de viviendas no muy reconocidos, generalmente, los propietarios aducen estar residenciados en el exterior y solicitan al cliente que se les permita realizar la transacción a distancia, es decir, de manera impersonal. A veces estos delincuentes son bastante ingeniosos e ingenian estrategias de engaño muy elocuentes, como el envío de algún cómplice haciéndose pasar por un representante legal para hacer el timo un poco más convincente. Todo con la finalidad de que la víctima extienda un depósito en señal de adelanto o fianza para luego darse cuenta de que la oferta es falsa.

4.Data Entry o fraudes laborales por medio de anuncios clasificados por Internet

Los fraudes laborales por Internet son bastante comunes, estos se efectúan por medio de innumerables modalidades que van desde un anuncio clasificado o un email desconocido, ventanas de diálogo que se abren de forma espontánea, etc. Estas ofertas cumplen el mismo patrón que todas aquellas relativas a timos y estafas: son tan atractivas que a veces riñen con todo criterio razonable.

En muchas ocasiones el timo consiste en hacerse de los servicios de un trabajador freelancer y una vez prestado el servicio desaparecer sin pagar honorarios laborales. En otras ocasiones lo que se pretende es sustraer los datos personales y/o financieros de la víctima para obtener un lucro indebido, o engañar a las personas para que extiendan un depósito con la excusa de cubrir supuestos trámites administrativos relativos al empleo, y muchas otras maneras, siendo la más peligrosa aquella donde la víctima se ve involucrada en actividades susceptibles de ser castigadas penalmente como lo es el blanqueo de capitales provenientes del delito.

5.Estafas al vendedor o propietario

En ocasiones los que resultan ser timadores son los falsos clientes y las víctimas los propietarios o vendedores. Los delincuentes suelen estar tras la caza de anuncios clasificados legítimos, estos hacen contacto con el oferente y establecen su oferta, no suelen regatear el precio y se muestran muy complacidos con las exigencias del vendedor, luego manifiestan hacer el pago por medio del depósito de un cheque. El fraude consiste en que cuando el vendedor recibe el cheque en depósito a la cuenta  y entrega el artículo que estaba ofreciendo antes de que la entidad bancaria cumpla el plazo de verificación de la legitimidad del cheque o antes de que la víctima vaya a cobrarlo y se percate de que es falso o que no tiene fondo.

Otras veces se efectúa el depósito del cheque y antes de que la cámara de compensación lo haga efectivo, el timador, una vez habiendo obtenido el artículo de su víctima, llama al banco y reporta el cheque como robado o extraviado, así la entidad procede a la cancelación inmediata del mismo.

Cuando se trata de timos a vendedores inmobiliarios el asunto es más complejo y se efectúan diversas estrategias, a veces el delincuente se hace pasar por un comprador millonario y en el trámite de la negociación piden a la víctima el cambio de divisas de alta denominación por moneda más pequeña cambio de una comisión, y al final resulta que los billetes de “alta denominación” son falsos.

Consejos para evitar estafas en anuncios clasificados por Internet

-Lo primero que se debe tener presente es que nada es demasiado bueno para ser verdad. Hay que desconfiar de toda oferta que parezca tan atractiva que se pueda cuestionar desde un punto de vista razonable.

-Los anuncios clasificados fraudulentos poseen la característica común de estar siempre redactados en pésimas condiciones, abundan los errores ortográficos o gramaticales. Un artículo mal redactado es indicio de que muy posible se trate de una estafa.

-Los datos financieros o personales son intransferibles, nadie puede obligar a una persona a aportar esta información confidencial, por lo que jamás se deben facilitar vía Internet.

-nunca se debe establecer contacto alguno con el anunciante de un artículo que genere dudas de su legitimidad, antes este debe ser denunciado con los administradores del portal para que se tomen medidas pertinentes, y en casos extremos se debe acudir a las autoridades..

-Es importante informarse sobre el tema de estafas, timos y delitos informáticos, y no sólo conformarse con rechazar algún anuncio fraudulento que se detecte, es deber de cada persona hacer la denuncia ante las autoridades competentes y difundir la alerta. De esta manera se coopera en la lucha contra los timos y fraudes cometidos a través de la web.